Cargando...




Para solicitar imágenes y permisos con fines de publicación escribir al correo de contacto


El rincón de la crítica es una actividad performática la cual utiliza el formato de programa de televisión emulando mas precisamente el talk show, que son programas en que se invitan a personas para conversar sobre ciertos temas dirigidos por uno o dos presentadores. Este performance es realizado en exteriores (espacios públicos), y se inserta también en instituciones utilizando una escenografía que emula un set de televisión transportable (móvil). Esta se compone por un juego de sala (sofá, sillas, mesa de centro, etc.), como también de portarretratos y un marco dorado, los cuales son distribuidos tanto en las mesa de centro y laterales como en el fondo del set, la estructura del fondo esta compuesta por cinco láminas de madera de 1, 20m x 2,40 m, cuya superficie se encuentra intervenida, de la siguiente manera: la lámina de la izquierda con una ventana pintada y cuyo fondo es azul, la lámina adyacente tiene un soporte de madera (de color rosado), en el centro se encuentra dibujada la cara de Marta Traba (sobre un fondo blanco) como si fuera un papel tapiz, y la laminas siguientes se encuentran pintadas de rosado . Este fondo es utilizado como lugar de exhibición de obras invitadas, igual que los portarretratos y el marco ubicado en el centro de la estructura (dando un valor decorativo a toda obra del arte). La construcción del fondo del set (el biombo de madera) fue realizada en la ciudad de Cali y terminada de pintar en la ciudad de Medellín en colaboración con dos estudiantes de la facultad de arte de la fundación bellas artes.

Los dos miembros del grupo, que asumen el papel de presentadoras de televisión, entrevistan y discuten con varios artistas invitados, diferentes temas entorno a las dinámicas del arte hoy. Al ser un espacio concebido como un formato de televisión en vivo, lo que allí sucede va adquiriendo cualidades performáticas, dando lugar a la improvisación. Las presentadoras son los actores que llevan el hilo de la conversación, además de utilizar elementos gráficos (con unos carteles en forma de viñetas de comics) para dar a conocer sus opiniones y demarcar las diferentes secciones del programa. Las conversaciones eran transmitidas al público a través de un aparato de amplificación de sonido.

Los buzones fueron ubicados en diferentes locaciones de la ciudad, como instituciones culturales, públicas y universidades, entre ellas: El Museo de Antioquia, La Universidad Nacional, La Fundación Bellas Artes, La Jícara Galería Bar, Casa Tres patios, Bar el Eslabón, Centro Cultural colombo Americano, Y uno en el día de la inauguración de la exhibición casa tomada Medellín realizada en la casa en que residíamos. En estos recibimos diferentes opiniones del público acerca del evento, del arte, y de las instituciones en donde se encontraban lo cual utilizamos como material para la realización de las diferentes acciones como también pensando en una pequeña publicación a futuro.

El grupo casaingenia audiovisuales realizo la producción y dirección audiovisual del proyecto, “El Rincón de la Crítica”, pensando como producto final cuatro programas de televisión de 24 minutos cada uno. Los cuales tenían como objetivo crear un espacio de reflexión y crítica; el formato, un set de televisión, con dos presentadoras, unos segmentos, y los invitados, distintos artistas que se encontraban trabajando en el encuentro internacional entrando en discusiones críticas del encuentro, la ciudad y el arte contemporáneo.

Esta acción fue pensada para lugares públicos como una estrategia para acceder a diferentes personas que puedan participar en las conversaciones y discusiones, sobre todo poder acceder a un público accidental, el cual se siente atraído por las cámaras, la escenografía y toda la indumentaria que hace parte de esta acción. El concepto de "escultura social" explicitaba la idea de que la escultura no necesitaba producir objetos, sino realizar acciones o comunicar pensamientos que moldearan la conciencia de la gente. Ese cambio tan inmaterial en la mente de los individuos era ya en sí la escultura social.

Las acciones performáticas realizadas en la ciudad de Medellín tuvieron una duración entre 40 minutos y una hora, durante las cuales se desarrollaron las diferentes secciones del programa, que son:

Introducción al programa (introducción al tema a tratar),

Obras Invitadas (en donde se hace referencia a las diferentes obras ubicadas en la escenografía),

Introducción a los artistas y personajes invitados (en donde se da una pequeña reseña de las personas invitadas),

Inicio de la conversación o debate,

Momento de relax (donde los participantes tienen un momento de descanso para calmar los ánimos, tomarse un jugo, fumarse un cigarrillo o tomar una copa de aguardiente).

Opiniones e intervenciones del público (donde se permite al público asistente hacer preguntas, acotaciones, comentarios, en general participar activamente en la conversación).

El uso de la imagen de Marta Traba, se debe a que es una referencia obligada de la crítica en Colombia, además que su labor no se limitó a la crítica de arte sino que buscaba otros medios para acceder al público como lo fue la televisión, en una serie de programas (1958) sobre “historia del arte” en donde ella explicaba las diferentes características de las artes plásticas y sus tendencias, buscando crear un terreno firme para que la gente tuviera bases para desarrollar el criterio en el público.

Crítica: Arte de juzgar las obras literarias o artísticas, juicio emitido sobre ellas



Un proyecto realizado entre Casa Tomada y Casa Ingenia (David Escobar, Lina Rodriguez)